publicidad Publicidad publicidad

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad

Volverá a reír la primavera

● Polo Fuertes ►Domingo, 3 de abril de 2011 a las 19:40 Comentarios desactivados


Sí señor, volverá a reír la primavera. ¿Digo a reír? A partirse de risa, a escogorciarse. En apenas mes y medio las gentes del pueblo llano, las gentes de a pie que no hemos entrado nunca en un coche oficial, que no nos hemos casi ni acercarnos a un coche oficial, blindado por los cuatro costados, incluidas las lunas, tendremos que depositar un par de papelas en las urnas locales y regionales.

Sí, amigos, volverá a reír la primavera. Estamos ya en campaña o en precampaña, que tan sólo se diferencian en que en la primera, los candidatos podrán, tendrán que pedirnos el voto y en la segunda solamente se sobreentiende. Pero entre tanto…. Los violines estarán interpretando La Vie en rose, la vida color de rosa en las voces de los candidatos, de sus asesores y de toda la jarca moruna de la que se rodean para pedir, exigir el voto.

Volverá a reír la primavera para todos los candidatos. Aunque les queda un víacrucis jodido para empezar a tener una sonrisa primavera de verdad, para poder levantar las manos de la victoria y seguir después, durante cuatro años, descojonándose de todos sus electores, sus votantes, una vez que se montan en el burrito del cargo descargado de responsabilidades.

¡Ay Dios! Volverá a reír la primavera hasta que lleguemos a ese 22 de mayo, onomástica de Santa Rita de Casia, patrona de los imposibles. Volverá a reír la primavera en todo su esplendor en el ecuador de esta estación que altera la sangre y pone a parir a las personas aquejadas de alergias varias. Sobre todo, cuando se empiecen a empapelar las paredes de tapias y solares, de fachadas y frontones desconchados, cuando los postes de las farolas empiecen a farolear de promesas y obras programadas.

Pobre de mí, volverá a reír la primavera. Pobre de mí, bañezano de a pie, como la inmensa mayoría de los más de oncemil vecinos. Oncemil vírgenes que tendremos que escuchar megafonías de partidos y partiditos sobre las bondades de lo que se avecina para La Bañeza, a poco que demos el voto a los respectivos protagonistas de altavoces y carricoches con caretos plantados en la plataforma electoral.

Sí, amigos ya es primavera riente en precampaña. El otro día leía y escuchaba un video de nuestro alcalde en un periódico digitan (leonoticias.com) el primer mitin precampañero. (volverá a reír la primavera). Y como me esperaba, con otra batería de iniciativas, salió a relucir el circuito permanente de velocidad. Según Palazuelo: “La Bañeza tendrá circuito sí o sí”. Jesús, Pala, que no es eso. Que tú eres el menos indicado para decir estas cosas, porque ya has pasado y te han pasado por alto y por bajo (que ya es decir), toreando a los bañezanos, a los que representas, en lo tocante al circuito.

Volverá a reír la primavera, amigo José Miguel Palazuelo Martín. Esas cosas que las digan los que vengan de Valladolid o Madrid. Como siempre. Sin conocer tan siquiera todo lo que los bañezanos, el Ayuntamiento que presides y el Motoclub sabemos que ya está hecho. Que lo único que falta es voluntad política de quien gobierne en la Comunidad Autónoma y en la Moncloa. En el primer caso, habrá que esperar a después del día de Santa Rita de Casia, sea el que sea, pero me darán igual las promesas escogorciantes que digan sobre el tema. Y en la segunda…, como decía el chiste, no tenemos ni intemperie, no tenemos ya ni candidato ni dios que lo fundó.

El resto de las promesas electorales ya ni me interesan. Qué más da, si todos siguen los axiomas del viejo profesor, porque éstas son las que se hacen para no cumplirlas. Sí, queridos candidatos, hasta en esto del ‘Ya es primavera en el Corte Inglés’ y en el ‘Volverá a reír la primavera’ ha llegado también las crisis y sólo, apenas una sonrisa se esconde entre los labios de tirios y troyanos. Bueno entre casi todos los labios, que en otros (léase el dimisionario a la candidatura socialista al Gobierno central) la descojonación es continua. Como si esta estación trajera prendidas cinco o seis rosas, cinco o seis primaveras. Joder, qué risa.

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.


publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad Publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es