publicidad Publicidad publicidad

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad

Vuelven a llevarse las fiestas de los pueblos

● A. Cordero ►Jueves, 25 de agosto de 2011 a las 9:01 Comentarios desactivados


Que frente a la crisis hay que tener imaginación, y cuando escasea el dinero hay que buscar métodos para sorprender, es algo que todos sabemos. Con dinero todos los políticos saben gobernar a las mil maravillas y todas las juntas vecinales contratan a las mejores orquestas para festejar a sus patrones, los programas más atiborrados de actos y los carteles son más apoteósicos o más grandes, incluso a veces más horteras, pero eso es otro tema que no vamos a abordar.

Hace años las fiestas de los pueblos decayeron sensiblemente frente a las discotecas, pubs y locales de moda que arrastraban a la gente a otros puntos de reunión y dejaban bailando en el pueblo a las parejas de más de 40, y a los adolescentes que carecían del permiso paterno para salir a divertirse lejos y abandonar el baile de la orquesta de siempre, que se afanaba por tocar una buena selección de los ritmos de moda.

Ahora, desde que llegaron las leyes de tráfico a aguar la fiesta y la crisis se encargó de subir el precio de las copas y bajar la calidad, los festejos rurales han vuelto a ocupar un lugar preferente en el calendario de “fiesteros” y las comisiones de fiestas se encargan de poner ese punto de originalidad que a veces roza la chabacanería, pero que los hace distinguirse de los que solo ofrecen los pocos actos que realmente tienen. El caso es que no es difícil encontrarse con perlas como “concurso de beber cerveza”, “a bailar con la más fea” o “a comer cada uno a su casa”.

Y es que entre los ingresos generados por la publicidad y algún dinerillo que piden a la junta vecinal o ayuntamiento, rifas o algún otro modelo recaudatorio que se precie, a los encargados de elaborar el programa les sobra para pagar una orquesta aceptable y hacer algún que otro evento digno de atraer gente de fuera, donde los cubatas suelen ser más caros y los fines de semana, además de ser anodinos, suponen un desembolso no apto para todas las carteras.

publicidad publicidad

No se admiten comentarios.


publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad Publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad publicidad

publicidad publicidad

publicidad

publicidad


    publicidad Publicidad publicidad


    publicidad publicidad publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2020 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es