publicidad Publicidad publicidad

publicidad publicidad publicidad publicidad
publicidad

‘Nuevos cuentos castellanos viejos’, un libro que merece la pena

Publicado por José Cruz Cabo el 14/11/2017 8:18 Comentarios desactivados

José Cruz Cabo

La magnífica poeta Inocencia Montes me dejó hace unos dias un libro titulado ‘Nuevos cuentos castellanos viejos’, y la verdad es que me hizo leerlo con pasión, una vez que comencé su lectura ya casi no pude parar hasta su final.

El texto es original de una gran escritora como es Felícitas Rebaque de Lázaro y las ilustraciones de la magnífica pintora de Valdesandinas Eva del Riego Villazala, de la que ya hemos visto en nuestra ciudad dos exposiciones que causaron mucho impacto.

Los cuatro cuentos que trae el libro “La encantada”, “La Manona”, “El Ojanco” y “El Oricuerno”, están muy bien conseguidos literariamente y a la vez que cuenta cuatro historias viejas, lo hace con una forma muy moderna e interesante, que consigue captar al lector desde las primeras páginas. Además con el acompañamiento de varias ilustraciones que son de una calidad pictorica fuera de lo normal, va consiguiendo que el texto entre en el corazón de los lectores que pasan unas horas encantados y felices mientras leen tanta belleza literaria y se deleitan con unas ilustraciones magníficas y de gran belleza pictórica y colorista.

La editorial leonesa “El Forastero” ha tenido un gran acierto con la publicación de este magnífico libro que es una belleza literaria y pictórica brillantísima. Gracias, Inocencia, por dejármelo.


La sustitución de la enseñanza religiosa

Publicado por Ibañeza.es el 6/11/2017 8:11 Comentarios desactivados

Al poco del triunfo electoral del Frente Popular, el 29 de febrero de 1936 el ministro de Instrucción Pública enviaba una circular a los inspectores de Enseñanza Primaria para que informen en el plazo de 8 días de los extremos relacionados con la sustitución de la enseñanza religiosa (aparcada tras la victoria de las derechas en noviembre de 1933), entre ellos “las localidades en que por falta de recursos pueda ser peligrosa de momento tal sustitución, y medios con los que se podría contar para llegar a ella rápidamente”. Al principio de abril trabaja el ministerio sobre la construcción de nuevas escuelas a la vez que para sustituir aquella enseñanza, y comenzado mayo establece la Gaceta que los inspectores de las zonas donde haya de realizarse la sustitución hagan una visita extraordinaria, estudiando con los ayuntamientos sus posibilidades, gestionando que estos realicen aportaciones económicas para ella, y de los propietarios de los edificios que la imparten que los cedan especificando las condiciones de la cesión, “una disposición que en nada va a beneficiar a la enseñanza privada, que será costosa para el Estado y los ayuntamientos, y que privará a los niños de la enseñanza que ahora disfrutan”, dice en El Diario de León el redactor de la noticia.

El Ayuntamiento de León es a la mitad de aquel mes propicio a la sustitución de la enseñanza religiosa en la capital, aunque dada su situación económica no puede contribuir hoy a ella si precisa realizar gastos, por tener agotadas para este año todas las posibilidades económicas, y así se lo indica el alcalde al Inspector jefe de Primera Enseñanza cuando este lo visita, unos días antes de que el ministro de Instrucción Pública declare que aquella ha comenzado a ponerse en práctica, y de que la Asociación Católica de Padres de Familia de Orense recoja allí firmas contra el cierre de los colegios católicos, o un concejal socialista se oponga en Pontevedra a la clausura del colegio de monjas del Sagrado Corazón, pues no sólo enseñan (dice), sino que visten y dan de comer a muchos niños, y si se cierra habrá que crear cantinas escolares, lo que supondría un gasto para el Consistorio.

Listado de alumnos de uno de los colegios religiosos bañezanos para la Junta Local de Sustitución de la Ense-ñanza Religiosa en 1933. / Archivo de José Cabañas

El Consistorio bañezano solicita el 25 de mayo a los maestros encargados (Iraides Alonso Álvarez, Francisca Pascua Riesco, Marcelo Toral Castro, y Cecilio Sixto Toral Manjón) el número de niños que asisten a las escuelas nacionales, y a la Corporación insta al día siguiente la Inspección provincial de Primera Enseñanza le remita a la mayor brevedad los acuerdos tomados sobre enseñanza religiosa, visitando al otro al alcalde y en relación con tal asunto la Inspectora de la zona, interesándose en que conteste el regidor si en todo o en parte se podrían facilitar cuatro locales para las cuatro escuelas más que se considera necesario crear, y el material para las mismas, y proporcionar casa para sus maestros o la indemnización procedente, acordando después consultar con los de la localidad y con el Consejo local de Primera Enseñanza y tomar un plazo de 8 días para resolver, según propone en el correspondiente pleno municipal el gestor socialista Joaquín González Duviz, ante la imposibilidad, a su juicio, de contar con las casas y los locales referidos, lo que se comunica a la Inspectora.

En Astorga la Asociación de Padres de Familia está a la mitad de mayo consternada con el cierre del Colegio La Salle, cuya incautación, y la de la escuela de monjas de San Andrés, se propone en el pleno municipal del día 25 (dice El Combate), y su alcaldía comunica el 2 de junio que no podrá pagar la casa-habitación a los maestros que sustituyan a las religiosas en las escuelas del Hospicio de la ciudad recién nacionalizadas. En la siguiente fecha se clausuran ya cuatro colegios de religiosos en Orense, y en La Bañeza se acuerda contestar a la Inspectora de Primera Enseñanza de la zona, en relación con la sustitución de la enseñanza religiosa, que “en las actuales escuelas nacionales existe cabida para 70 alumnos más, y estando en vías de construir nuevos Grupos Escolares, por ahora para el resto de la matrícula este Ayuntamiento no puede hacer nada, debiendo tenerse en cuenta que en el censo del actual colegio de religiosas existe mucho párvulo y muchos alumnos ya fuera de la edad escolar”. Solo se precisa en las actuales escuelas el material necesario para los 70 nuevos alumnos, que serán de distintos grados, y ha de saberse a cuál de ellos pertenecen, había expuesto González Duviz, y proponía como nuevo local escolar el destinado a la Academia de Música.

Hasta el nuevo presupuesto se entendía que este problema (la sustitución de la enseñanza religiosa) habrá de tener difícil solución. Se propone por Joaquín Perandones Franco –gestor municipal por el partido Unión Republicana- reclamar a las monjas relación de los niños y sus edades y grados, y por el también concejal Eugenio Sierra Fernández –socialista- que vea González Duviz si pudieran incautarse los locales de que disponen las religiosas, respondiendo el alcalde que la Inspectora ya las invitó a que los cedieran en propiedad o arriendo y aquellas no accedieron. La mayoría de los 170 alumnos que cursan con las monjas son párvulos, señala Isaac Nistal Blanco –otro de los concejales socialistas, él durante todo el periodo republicano-, lo que también indica Perandones, que añade que pudieran haber dado las monjas mayor número de alumnos de los que en realidad tienen, “porque hay quien se opone a que la República realice su obra”, y plantea que se reclame del colegio la relación de escolares con detalle de sus padres, terciando González Duviz, que dice que si se obligara a todos los alumnos a que dejen el colegio de las monjas el Ayuntamiento carecería de locales y maestros.

A la postre, por estos motivos, y porque se produjo la sublevación militar del 18 de julio mientras en medio de tales disquisiciones se trataba de hallar alternativas que solucionaran la situación escolar en la ciudad, no se llegaría a sustituir en La Bañeza la enseñanza religiosa.

Del libro LOS PROLEGÓMENOS DE LA TRAGEDIA (Historia menuda y minuciosa de las gentes de las Tierras Bañezanas -Valduerna, Valdería, Vegas del Tuerto y el Jamuz, La Cabrera, el Páramo y la Ribera del Órbigo- y de otras localidades provinciales -León y Astorga-, de 1808 a 1936), publicado en 2013 en Ediciones del Lobo Sapiens) por José Cabañas González. (Más información en www.jiminiegos36.com)


Cuando El Adelanto mató a Rascayú

Publicado por José Cruz Cabo el 2/11/2017 8:18 Comentarios desactivados

José Cruz Cabo

En los primeros años cuarenta, cuando había terminado ya la guerra incivil y estábamos ocupados con las noticias de la guerra mundial, España estaba bloqueada y esos años las cosechas fueron malas, según los labradores. Nuestra nación no podía importar alimentos porque no podían pasar los mares y puertos en guerra, que era toda Europa.

En aquellos años 40, aparecieron por nuestra ciudad, dos personajes muy interesantes y que se hicieron muy famosos en toda nuestra zona. Uno se hacía pasar por Rascayú y se dedicaba a vender pequeñas cosas, como mechas, encendedores, entonces mecheros, volanderos para los niños y otras pequeñas y humildes cosas, con las que vivía y lo hacía con una bicicleta.

De otra parte vino un recaudador del Ministerio de Abastos, así se llamaba lo de la comida entonces, que tenia por nombre Sebastián y que traia a los labradores muy vigilados, ya que en aquella epóca de racionamiento, de un terrible racionamiento, lo que te daban para diez dias a cada familia, se solia comer en tres y luego había que ir al estraperlo, comenzando por el pan que era de maiz, decian, pero lo que te daban para una familia de seis personas lo comias en la comida y si querias pan a 30 y 35 pesetas una hogaza de tres kilos. Como eso era todo en nuestra nación, salvo los ricos, los demás pasabamos hambre.

Rascayú se hizo muy famoso porque en los bares preguntaba a la gente si eran de la cojonada, o sea labradores, ya que procuraban guardar la cosecha en sitios que no pudieran registrarlos Sebastian y decian eso de “este año no hemos cogido nada” y Rascayú hizo famosa esta frase de la “cojonada” en toda las comarca.

Pasado unos dos o tres años desapareció de nuestra ciudad y pasados otros tantos un día vino mi tio Rafael y nos dijo me acabo de enterar que se murió Rascayú. “hay que hacerle una necrológica, se la hago yo”, aquel sábado salió la noticia y la gente de La Bañeza y los pueblos cercanos lo comentaron mucho.

Pero lo curioso es que pasados unos dos años Rascayú volvió por nuestra ciudad, le comentaron lo de su muerte, fue a Gráficas Rafael y pidió un periódico con la noticia de su fallecimiento y luego lo enseñaba muy ufano por todos los bares de la zona.

En cuanto a Sebastiñan una vez que las cosas comenzaron a normalizarse y ya el racionamiento iniciaba su desaparición desapareció de nuestra ciudad y nunca más se supo de él.


La Plaza Mayor, la fuente, y los pozos ‘abisinios’ (II)

Publicado por Ibañeza.es el 23/10/2017 8:33 Comentarios desactivados

En el pleno de la semana posterior se dijo haberse presentado presupuestos para una motobomba transportable de riego e incendios (en base a lo que ya propusiera Pérez Arias el pasado 7 de noviembre), uno por el técnico mecánico-electricista Elías Falagán Martínez (representante de la coyantina firma Alcón que sumaba a sus otras ocupaciones la de ejercer, al menos desde enero de 1935, en La Bañeza de agente de la Sociedad Española de Edificación y Préstamos) y otro por Severino Hernández Canelas (industrial y gestor municipal), aunque se presentará solo el del primero (al segundo, que no lo llegó a ofrecer, ni tampoco condiciones, solo se le encargó facilitar noticias de motores y bombas con sus características), y dada la urgencia requerida se le aceptó con las cláusulas que en él se fijaban, exponiendo el edil su voto en contra en el pleno que siguió, “por considerar la motobomba aceptada insuficiente para los usos a que va a ser destinada, y estimar exagerado el precio de su coste”. Como el tiempo transcurre y no se entrega el grupo en el plazo convenido, se acordará el 31 de julio probar el primero que se ofrezca, lo que se hace al inicio de octubre, de manera que, hecho el pozo abisinio en la Plaza Mayor y resultando la motobomba apropiada para el riego, se decide el 16 de aquel mes “la conveniencia de resolver la construcción de los pozos necesarios para el riego de las principales calles de la ciudad”, diez, que se acuerda realizar por concurso en diversos emplazamientos de las vías públicas.

Una estampa del mercado bañezano de principios del siglo XX, la plaza Mayor en blanco y negro...

José Mateos Casado hará oferta el 16 de octubre para la construcción de aquellos pozos (será él quien los realice, y también Félix Fontanilla), aunque cuando se subaste se dirá ser gravosa para el Ayuntamiento la única proposición hecha, y teniendo en cuenta que el coste de cada uno de ellos será de 95 pesetas, se dispone el día 30 realizarlos por administración, y el 20 de noviembre se decide construirlos en la puerta de la Casa Consistorial, en la entrada de la calle Juan de Mansilla, otro más en la misma vía, dos en la calle Pérez Crespo, en la esquina del edificio de La Piedad, otro a continuación en la calle Marqués de Cubas, en la avenida Pablo Iglesias, y en la calle Astorga, en todas ellas donde los soliciten los vecinos y siempre que estos contribuyan con la mitad de su coste, decidiendo también las características de los pozos abisinios (de seis metros de profundidad y realizados con tubería de hierro negro) y adquirir la motobomba a satisfacer en el presupuesto venidero (así se haría, abonando el 12 de febrero de 1936 por la misma 1.180 pesetas a Elías Falagán), contratando mediante concurso las acometidas necesarias y el fluido del motor. El 9 de enero de 1936 se requería al constructor José Mateos a que termine los pozos aun pendientes de realizar (y a la casa Pallarés para que envíe las planchas metálicas y cierres para ellos), y aún el 27 de julio lo urgirá la Corporación impuesta por los alzados días antes a que en el plazo de 72 horas haga al Ayuntamiento entrega de los mismos.

Algunos vecinos de la Plaza de Romero Robledo (Rogelio Vivas Pastor forma parte de la comisión) pretenderán destinar al abastecimiento de aguas el que allí se construya, colocando ellos la bomba extractora pero sin hacerse cargo de la mitad del importe del pozo, y decide la Corporación el 13 de noviembre permitirlo así si se atienen a las condiciones acordadas y expuestas en el correspondiente bando informativo, además de correr también con las reparaciones de la bomba, requisitos que regirán para casos análogos de otros vecinos, como se indica a los de la calle Pablo Iglesias cuando a primeros de diciembre pretendan también realizar un pozo abisinio para abastecerse de agua. Se acuerda unos días antes cubrir provisionalmente con tapas de fundición los huecos de las calles donde se han construido aquellos pozos.

A pregunta del gestor municipal frentepopulista Joaquín González Duviz dice en la sesión de primeros de julio de 1936 el alcalde que “de los pozos abisinios realizados funciona uno, seis tienen agua limpia, y dos no han dado resultado; que a la moto-bomba le sobra potencia, y que para el riego de las calles debe de anunciarse concurso”, añadiendo que ha de comprobarse el resultado de los pozos y recoger el material si no fuera favorable y ver de quien haya sido la culpa. Muchos pozos abisinios particulares resultan adecuados, y sorprende que estos municipales no lo sean, dice Eugenio Sierra Fernández, y propone Fernando Alba Flórez (como los dos anteriores, otro de los concejales-gestores socialistas de la Corporación designada por el Frente Popular) que deben de informarse del contrato de su ejecución para ver si está cumplido o no .

Del libro LOS PROLEGÓMENOS DE LA TRAGEDIA (Historia menuda y minuciosa de las gentes de las Tierras Bañezanas -Valduerna, Valdería, Vegas del Tuerto y el Jamuz, La Cabrera, el Páramo y la Ribera del Órbigo- y de otras localidades provinciales -León y Astorga-, de 1808 a 1936), publicado en 2013 en Ediciones del Lobo Sapiens) por José Cabañas González. (Más información en www.jiminiegos36.com)


La relación de Don Santiago conmigo

Publicado por José Cruz Cabo el 15/10/2017 8:54 Comentarios desactivados

José Cruz Cabo

Nuestra relación tuvo muchos altibajos, debido a las presiones que sufría él cuando yo criticaba algun error municipal o de alguna asociación o clubes que no les gustaba lo que había dicho de ellos en mi crónica correspondiente,

Cuando en el año 1972, me ofreció la subdireción del semanario local EL ADELANTO,y Saturnino Cabo volvió a coger las riendas de la economía del semanario, estrechamos más nuestra amistad. Un día me dice, “oye la Diputación me ha enviado una invitación para una reunión en León y quisiera que el semanario estuviera en la misma”. Yo le dije, “mire si Nino me da permiso no tengo inconveniente, pero voy a a perder todo el día en León”. Nino dijo que fuera y ese día por vez primera pude conocer la Diptación de León a placer, ya que nos la enseñaron toda. El presidente de entonces, alcalde de Valencia de Don Juan, nos atendió de maravilla a todos los periodicos y emisoras de la provincia y después nos llevó a un pueblo cercano a León a comer y allí conocí a varios periodistas, entre ellos al director de El Diario de León, Fernando Aller y pude saludar al Presidente de la Diputación al que conocia pero nunca había hablado con él, Alberto Ruiz y que un dia le pregunté que tenía en contra de mi alcalde, Antonio y me dijo “mira Cruz yo no tengo nada contra tu alcalde, pero no lo aguanto y cuando va a León a la diputación, mi scretaria y los empleados de la planta baja tienen orden de decir que no estoy, y es que no aguanto su conversación.

Un dia Don Santiago llegó a la imprenta con un artículo del Moto Club, metiéndose conmigo por no se que problema de la carrera de motos de aquel año. Le dije que los convenciera para que no lo publicaran, porque yo tenía que contestar. Hizo la gestión y me dijo que tenía que publicarlo. Asi lo hice, pero a la semana siguiente, gracias a Mariano Casado, de feliz memoria, les saque tantas cacas a sus directivos que tuvieron que dimitir.

Otro dia me presenta un escrito del alcalde, llamándome mentiroso de unas palabras que tuvo en un pleno en contra de la Diputación y su presidente ,y lo que me hizo más gracia es que viniera firnado el artículo por los socialistas, dado que entonces el presidente de la Diputación era socialista. y Antonio había hablado contra la Diputación, Tuvimos un fuerte enfrentamiento porque yo decia que si se publicaba eso que era mentira, yo tenía que contestar, Don Santiago me dijo que con ese escrito el problema quedaba resuelto. Enfrentamiento que luego solucionamos a los dos dias, pero el alcalde no se libró de mi contestación, porque lo publiqué en el Diario de León y en la emisora de Radio Astorga.

Después de este episodio, nunca más Don Santiago y yo tuvimos ningún roce, cuando tenía que contestar a alguna cosa en contra mia, porque el artículo no había gustado a alguna persona, entidad o club, le enseñaba la contestación a Don Santiago y me daba consejos para que quedara mejor e hiciera el menor daño posible a la persona o club contra el que tenía que escribir para que no me dejaran por mentiroso, ya que nunca intenté perjudicar a nadie pero la verdadad había que contarla aunque molestara.


Crónica de un congreso en León

Publicado por Ibañeza.es el 9/10/2017 19:47 Comentarios desactivados

José Dionisio Colinas Lobato – Cronista Oficial de La Bañeza

Cuando resonaban los ecos del zapateado de los danzantes mexicanos ‘Los Matlachines’ y, el sonido del ronco tambor que golpeaba con fuerza, el indio zacatecano, los sonidos subían por la calle Ancha desde la plaza de San Marcelo, para chocar sus notas aztecas, los muros góticos de la erguida “Pulcra Leonina”; la multitud de gente que los contemplaba, quedaban admirados de tan bello y colorido baile ancestral.

En el pórtico del Ayuntamiento, repleto de personalidades y gente de León, contemplaban admirados el espectáculo de sus bailes dándoles la bienvenida, mientras que los coloridos penachos fundían sus siluetas sobre la pétrea fachada del edificio de Antonio Gaudí.

En breves momentos, en el salón de plenos, iba a tener y dar apertura del XLIII Congreso de la Real Asociación Española de Cronistas Oficiales y I Hispano-Mexicano de Cronistas. El acto de inauguración fue presidido por el Alcalde Excmo. Sr. Don Antonio Silván; el Ilmo. Sr. Don Manuel González Ramírez, Presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Cronistas Mexicanos; el Ilmo. Sr. Don Antonio Luis Galiano Pérez, Presidente de la Raeco; el Excmo. Sr. Juan Francisco García Marín, Rector Magnífico de U.L.E.; el Vicepresidente de la Excma. Diputación Provincial de León Don Francisco Castañón González en representación de su Presidente y el Ilmo. Sr. Alcalde de Ojocaliente, licenciado Don Humberto Rincón García.

Tras la bienvenida y palabras de alusión por parte del Alcalde de León, en las que citó esa historia del Reino de León, en la que en 1188 se celebraron esas Cortes primeras, dejando constancias en sus Fueros, invitó también a todos los Cronistas Hispanos-Mexicanos a que con nuestras ponencias y crónicas, dejáramos constancia de lo que en estos días íbamos a exponer en el palacio de los condes de Luna.

Después de las intervenciones de los distintas representaciones por parte de las autoridades que componían la mesa presidencial, se procedió a dar entrega de aquellas distinciones y galardones a aquellas instituciones colaboradoras como lo fueron las fundaciones leonesas CEPA y la Fundación Conrado Blanco de La Bañeza, cuya distinción fue recogida por sus presidente don Eugenio de Mata Espeso, acompañado de la secretaría de dicha institución, doña Luisa Arias.

Terminados los actos protocolarios y apertura del Congreso por parte de don Antonio Silván, se pasó al salón de actos del Ayuntamiento, donde la profesora de la U.L.E. de León y Cronista Oficial de la ciudad, Ilma. Doña Margarita Torres Sevilla de Quiñones, nos disertaría con una majestuosa conferencia, “El León del Fuero”, en donde una vez más, nuestra querida bañezana, dejó presente y para el futuro, la historia del noble Reino de León.

En los días posteriores, los congresistas de toda España dejarían constancia, con sus ponencias y temas, aquella relación de la historia de sus lugares y su relación con la ciudad de León.


La Plaza Mayor, la fuente, y los pozos ‘abisinios’ (I)

Publicado por Ibañeza.es el 9/10/2017 8:37 Comentarios desactivados

Domingo González Martínez, vecino de Bilbao, solicita a primeros de enero de 1935 se le permita instalar en la ciudad un puesto de recreo denominado “tiro al blanco”, de ser posible en la Plaza Mayor, y se le indica que señale fecha en que lo ha de tener instalado, aunque se resolvía el día 27 “no autorizar en el futuro barracas en las que se rife o juegue dinero u objetos, poniendo para ello cuantos obstáculos sean posibles”.

Acabando febrero, por las gestiones de los diputados leoneses Antonio Peréz Crespo, Antonio Álvarez Robles, Manuel Sáenz de Miera, y Pedro Martínez Juárez, se concedía por la Dirección General de caminos un crédito de 50.000 pesetas (y otro posterior de 35.000, según noticias oficiosas) para el arreglo de las travesías que discurren por la ciudad de La Bañeza atravesando la Plaza Mayor, y se acuerda al principio de marzo solicitar de la leonesa Jefatura de Obras Públicas que cuanto antes se realice su reparación en virtud del lamentable estado de las mismas y del notable paro existente a causa de la terminación de la campaña azucarera. Por las mismas razones se urge el inicio cuanto antes de las obras de las calles Marqués de Cubas y otras.

Una estampa del mercado bañezano de principios del siglo XX, la plaza Mayor en blanco y negro...

A final de mes el ingeniero de caminos de la sección o zona bañezana formulaba las modificaciones que debe sufrir el pavimento de la Plaza Mayor y la glorieta de la misma con el arreglo que se va a efectuar, concediéndole la Corporación un amplio voto de confianza para que haga lo que estime conveniente en cuanto a la estética y la facilidad del tránsito, considerando que el refugio que sustituya a la glorieta quede lo más amplio posible, aunque a mediados de abril, visto el mal efecto producido al vecindario saber de la desaparición de aquella glorieta, se acordará ver si es posible respetarla en las obras de reparación (no debió de serlo, pues a final de mayo se accederá a la petición de varios vecinos de la Plaza Obispo Alcolea de “instalar en ella la glorieta retirada de la Plaza Mayor, siempre que los solicitantes se hagan cargo de la mitad de los gastos de su instalación”).

Ya se había encargado al arquitecto municipal al comenzar el mes de marzo un proyecto para establecer mediante un motor (del que el Ayuntamiento ya dispone almacenado en el matadero) una fuente en el pozo de la Plaza, aunque se acordará el 11 de septiembre “que, previa tasación que realicen los electricistas Elías Falagán y Veremundo Ossorio Fernández, se venda aquel motor como objeto inútil”. Vecinos de los barrios de San Eusebio y San Julián solicitaban una semana más tarde un terreno comunal para la construcción de un nuevo pozo, acordándose el 30 de octubre que los dos se construyan por cuenta del Consistorio, y colocarán aquellos por la suya las correspondientes bombas.

La subvención de 25.000 pesetas para alumbramiento de aguas concedidas por la Junta Nacional que trata de remediar el paro obrero ha de emplearse antes de acabar el año, por lo que se propone a primeros de noviembre de 1935 por el concejal y médico Martiniano Pérez Arias algo que no llegaría a realizarse con aquellos fondos, por aplicarla en su totalidad al primer fin: destinarla también a la construcción de varios pozos abisinios (o pozos clavados para el bombeo de agua) en las calles de la población para regarlas desde ellos con una motobomba transportable (lo que se realizará más adelante), y de varios urinarios con pozos sépticos.

Se acordaba en la sesión del 12 de junio de 1935 por mayoría de los asistentes (con el voto en contra del concejal José Perandones Cabo) subvencionar las fiestas del Corpus de aquel año con la suma de cien pesetas, “al objeto de dar esplendor a la indicada fiesta popular, que atrae forasteros y es tradicional en la ciudad”. El edil Tomás Pérez Benito manifestará en la siguiente reunión su voto contrario y “la oposición a aquel acuerdo si dicha suma ha de dedicarse a sufragar las procesiones religiosas” (pudiera haber tenido esta obstrucción, además de sus trabas a facilitar la construcción del cuartel para la Guardia Civil, algo que ver con los motivos de su encarcelamiento en el otoño de 1936).

Del libro LOS PROLEGÓMENOS DE LA TRAGEDIA (Historia menuda y minuciosa de las gentes de las Tierras Bañezanas -Valduerna, Valdería, Vegas del Tuerto y el Jamuz, La Cabrera, el Páramo y la Ribera del Órbigo- y de otras localidades provinciales -León y Astorga-, de 1808 a 1936), publicado en 2013 en Ediciones del Lobo Sapiens) por José Cabañas González. (Más información en www.jiminiegos36.com)


Cuando yo firmaba PACUM

Publicado por José Cruz Cabo el 8/10/2017 9:05 Comentarios desactivados

José Cruz Cabo

El primer artículo que escribí en El Adelanto Bañezano fue en 1951 en mayo, y cuando se cumplieron los cincuenta años de dicha efemérides, la dirección y compañeros de trabajo, me hicieron un número extraordinario y me regalaron la primera crónica que escribí en en un marco que tengo colgado en casa.

Durante los años que firmé como PACUM, seudónimo que fue obra de José Santos Carrascal, más conocido por Alday, ya que yo le sustitui en el añó 56, como cronista deportivo del semanario local, y trabajábamos en Gráficas Rafael y vivíamos en el San Eusebio ambos, debido a que habia tocado en la banda durante seis años el trombón, me sacó lo de Pacum.

Con este seudónimo hacia las crónicas deportivas tanto de los campeonatos de verano en La Llanera, como los partidos del equipo de Acción Católica denominado la OAR y en el que jugué dos temporadas, hasta que el médico de mi familia, muy amigo de mi tío Rafael Cabo, me dijo el día después de un partido que jugué en La Llanera, para ver si valía para La Bañeza F. C. que se iba a formar en aquel año. Don Julio Tagarro me dijo despues de auscultarme: “Mira Pepe, si cuando se acaba el partido pudieras comer un buen bocadillo de jamón, cosa que entonces solo podían comer los ricos. te diría que siguieras jugando, pero como se que al final del partido no tienes forma de comer algo nutriente, deja el fútbol porque la tuberculosis te puede mandar para el otro mundo”. Así dejé el fútbol y fue como me dio por escribir. Con el seudónimo este pude salvarme de dos palizas. Un día estaba viendo el partido entre la OAR y otro equipo de la ciudad, y pusieron a Paco Fidalgo por mí, y se dio la circunstancia de que Paco Fidalgo estuvo sentado en la valla de madera hablando conmigo, más de la mitad del partido. A la semana siguiente yo lo puse en la crónica de ese día y que por su culpa había perdido la OAR el partido, y anduvo indagando quien podía ser ese Pacum, para darle una paliza. En otro partido de dos equipos bañezanos, ya que en aquella época había unos cuantos onces juveniles, de Falange, del Polvorín, de la Laguna, de estudiantes, del Racing, del Marina, etc. un jugador de uno de ellos, no le gustó como lo puse y también andaba buscándome para darme una paliza, pero el nombre auténtico no se llegó a saber hasta años después cuando yo escribía con mi verdadero nombre, con el que también tuve algún problema pero estos quedaban en pequeñas discusiones o enfados.

Fueron bastantes años haciendo la crónica deportiva de El Adelanto, hasta que me sustituyó primero Pepe Blanco y después de unos años Mariano Casado, aunque yo hasta el año 95 la seguí enviando a Diario de León, y seguí haciéndolo hasta el 2007 para la Agencia Mencheta y una Agencia de Barcelona, hasta el año dos mil siete.

En fin son pequeños detalles de recuerdos, que salen ahora, y quieren compartirse con los actuales, porque no dejan de ser historia para que la gente conozca la diferencia de entonces ahora de costumbres, aspecto y mejora de la ciudad, para sacar la diferencia de ayer a hoy.


El puente de Castrocalbón cumple cien años

Publicado por Ibañeza.es el 6/10/2017 8:56 Comentarios desactivados

Puente de Castrocalbón. Óleo negro sobre tabla por Elena Rabanedo.

Ángel Turrado Barrio

El 10 de octubre de 1917 se abrió al tráfico la carretera de Camarzana de Tera a La Bañeza, incluyendo el puente de hierro sobre el río Eria a su paso por el pueblo de Castrocalbón.

En el “Catálogo de puentes anteriores a 1936 LEÓN” [1] se describe como “puente de dos tramos metálicos roblonados, tipo Bow-String, de 30 m. de luz y tablero inferior; los cordones están arriostrados por medio de una celosía triangulada que une las cabezas de los montantes también triangulados [...] Las vigas apoyan sobre pilas y estribos de hormigón, las primeras presentan tajamares semicilíndricos e impostilla marcada, con molduras. Este motivo se reproduce adosado a los estribos. El tablero está asfaltado.”

También se señala que en esas fechas (1988) “las piezas metálicas están muy oxidadas y precisan de urgente lijado y protección”. Fue a principios de la década de los 70 del pasado siglo cuando se acometió el único acondicionamiento del puente: se sustituyeron las antiguas pasarelas de tablas de madera por otras de chapa, se alzaron algunos montantes para aumentar el gálibo, se llevó a cabo un lijado con arena proyectada y se dio una capa de pintura gris, la cual hoy está muy deteriorada. Es a principios del siglo XXI cuando el puente deja de estar en servicio por la construcción de otro puente de hormigón paralelo unos metros aguas arriba, con una anchura superior y que ya permite el paso de vehículos en ambos sentidos.

En el artículo Diez decálogos sobre puentes [2]  se destaca que “el Puente de dos hermosos y bellos arcos metálicos, sobre rasante, fuera de uso, sobre el río Eria en la localidad de Castrocalbón, en la provincia de León (provincia con más de dos mil puentes), es un ejemplo de una tipología de la era industrial, digno de admiración. No se debe mantener en el olvido ni este ni otros muchos similares a él, pues han representado/ representan una época de saber hacer y construir”.

De la misma traza y época conocemos otros puentes de hierro en la provincia de León: el de La Bañeza, el de Sopeña de Carneros, el de Villafer, el de Valderas y el ya desaparecido de Castrocontrigo. En toda la geografía española hay muchos puentes similares, algunos de mayor longitud, como el de Zaragoza, con cinco arcadas, o el de Talavera de la Reina, con diez. Todos ellos herederos de la tecnología industrial de la escuela Eiffel.

Hoy este puente ya forma parte del patrimonio histórico de la villa de Castrocalbón. Para evitar su deterioro y muerte debe limpiarse, conservarse y mantenerse. Aunque esté fuera de servicio para el tráfico rodado, puede aprovecharse y reutilizarse como vía peatonal y lugar de paseo y esparcimiento. Los costes de su restauración no serán cuantiosos pues solamente requiere algunos refuerzos y acondicionamiento del tablero y un lijado y repintado para evitar su oxidación.

Instamos a las autoridades competentes en materia de conservación del patrimonio a que pongan medios para evitar su deterioro y que faciliten su restauración. Nos consta que el Ayuntamiento de Castrocalbón y alguna asociación del pueblo han iniciado trámites para restaurarlo, pero se han encontrado con negativas o dificultades para llevarla a cabo. La celebración del centenario sería buen momento para hacerlo.

No dejemos que el Puente de hierro se convierta en otro monumento histórico más en ruina dentro de nuestra tierra.

 


[1] Fernández Ordóñez, J.A. Abad Balboa, T. y Chías Navarro, P. (1988) Catálogo de puentes anteriores a 1936. LEÓN. Madrid. Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos.

[2] Fraile Cuéllar, J.M. Diez decálogos sobre puentes. Madrid. CIMBRA nº 396 (sep-dic de 2011). Revista del Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas.


Porque en León se come muy bien, lo vamos a conseguir

Publicado por A. Cordero el 4/10/2017 8:03 Comentarios desactivados

Es verdad que uno siempre es amante de su tierra, de sus costumbres, fiestas, monumentos y tal –y a todos nos ha pasado alguna vez–, que cuando viajamos, dependiendo de donde nos lleven nuestros pasos, echamos un poco de menos la gastronomía local y tendemos a comparar aquello con lo nuestro. También es verdad que en León se come muy, muy bien, mucho mejor que en la mayoría de las provincias españolas y en las comparativas tiene el listón muy alto.

Y eso no sólo lo decimos los leoneses, lo dice todo el mundo. Algunos turistas incluso nos visitan por nuestra gastronomía y lo que menos les motiva es el patrimonio. Con el tiempo recuerdan el tamaño de las tapas (gratis, muy importante) y lo bien que comieron cuando estuvieron en León, o en El Bierzo, o en Astorga, o en la Maragatería, o en Valdevimbre, o en La Bañeza, donde tenemos tantos y tan buenos establecimientos en los que el cliente se lleva un grato recuerdo a su casa.

Es por eso que muchos grandes chefs, de dentro y fuera de nuestras fronteras, están apoyando la candidatura que el Ayuntamiento de León ha puesto en marcha para conseguir que nuestra provincia (y quiero recalcar lo de provincia) sea Capital gastronómica en el año 2018. Porque en León, hay que meter muchas zonas que dan fama a la capital pero también a la provincia que sin ella no sería lo que es; lugares donde se encuentran las IGP y los sellos de calidad que llevan a León a colocarse en la cima en cuanto al buen yantar se refiere.

Ante las cifras que mueve cada año la Alubiada de La Bañeza, celebrada recientemente y referente de encuentros multitudinarios en la provincia, sin contar la infinidad de citas gastronómicas que tienen lugar en cada rincón de León, donde a lo largo del año se celebran todo tipo de eventos gastronómicos –siendo los gratuitos o los que tienen precios populares los más atractivos, que todo hay que decirlo–, León tiene más que sobrados méritos para alzarse con el galardón y lo contrario nos parecería mal…

Es por eso que, a quienes nos preocupan las cifras y quienes vivimos un poco de las cosas de comer, nos damos especial cuenta de lo que esto supondría para la provincia en cuanto a términos económicos se refiere, ya que se incrementaría el turismo de forma notable y eso repercutiría en beneficio para la provincia, en todos los sectores, no sólo el hostelero, también la repostería, las tiendas de alimentación, los pequeños artesanos y muchos más, porque el hecho de lucir la coletilla “Capital gastronómica” ya invita a desplazarse a León y comprobar de primera mano si es verdad eso de que “en León se come tan bien como dicen”.


León, XLIII Congreso de Cronistas Españoles y Mexicanos

Publicado por Ibañeza.es el 30/09/2017 0:01 Comentarios desactivados

José Dionisio Colinas Lobato

Nuestra capital, León, acogerá durante los días 6,7 y 8 de octubre del presente año, el XLIII Congreso de la Real Asociación Española de Cronistas Oficiales y el I Hispano-Mexicano.

El acto de apertura tendrá lugar en el Salón de Plenos del Excmo. Ayuntamiento de León, en el que irán participando con sus discursos oficiales, el Excmo. Sr. Don Antonio Silván Rodríguez, Alcalde del Excmo. Ayuntamiento de León; el Excmo. Sr. Don Juan Martínez Mayo, Presidente de la Excma. Diputación Provincial de León; Excmo. Sr. Don Juan Francisco García Morán, Rector Magnífico de U.L.E.; Ilmo. Sr. Don Joaquín Criado Costa, Presidente de Honor de la RAECO; Ilmo. Sr. Don Manuel García Ramírez, Presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Cronistas Mexicanos; Ilmo. Sr. Don Fernando Martí Brito, Presidente de la Asociación de Cronistas Ciudades de México y el Ilmo. Sr. Don Antonio Luis Galiano Pérez, Presidente de la RAECO.

La conferencia inaugural será pronunciada por nuestra distinguida bañezana, la profesora de la U.L.E. Ilma. Sra. Doña Margarita Torres Sevilla Quiñones de León, cuyo título será: “El León del Fuero”.

Dentro del acto, habrá un homenaje para todos aquellos compañeros Cronistas que hayan cumplido 25 años de antigüedad en la asociación, así como la imposición de medallas para aquellos otros nuevos Cronistas Oficiales que hayan sido nombrados.

Las sesiones de trabajo de los Congresistas y exposición de sus comunicaciones, se desarrollarán en el salón del Palacio del Conde Luna y cuyos temas irán ligados a la Historia de León, su tierra, cultura o bien de otros temas libres. Las ponencias se irán completando con otras actividades programadas de visitas a museos y centros como San Isidoro, La Catedral, Museo Etnográfico, Ruta Histórica y Romana de León, finalizando con una excursión a la Cueva de Valporquero.

Como participante en dicho Congreso de León, dentro de las sesiones de trabajo, tendré a bien participar exponiendo mi ponencia: “Los Ponces de León, progenitores de los Duques de Arco”.

Por lo tanto, es todo un honor para la Ciudad de León, contar durante estos tres días con este Congreso de Cronistas Oficiales Españoles y Mexicanos, donde los participantes, podrán exponer aquellos temas como también lo hicieron en 1188, aquellos ciudadanos de León como cuna del Parlamentarismo.


El Sorbete, semanario cómico-bufo-charlotesco y de temporada

Publicado por Ibañeza.es el 25/09/2017 8:03 Comentarios desactivados

Salió en La Bañeza los domingos, desde el 3 de julio al 30 de octubre de 1921 (“hasta que las viñas estén en sazón”, había prometido mantenerse), y desde el 14 de mayo al 4 de junio de 1922 (al menos) en su segunda época. Fue su lema “chirigoteo y guerra al spleen”, y desde su primer número, o “servicio” (que costaba 15 céntimos) añadía en su cabecera “no necesitamos censuradores”. Se editan las ocho páginas con las que sale en Astorga, en la Imprenta y Librería de Porfirio López, y nace, dicen sus redactores (algunos nos son ya conocidos de publicaciones anteriores), “en un rato de buen humor, …para la alegría franca y sana, …desde el humorismo y la sátira que invite a reír, …con nombre tan frigorífico y altisonante, como refrescante y depurativo del ánimo, y para combatir la seriedad y la hipocondría y librar al lector de agrios humores invitándolo a la carcajada libre provocada ya por el fondo de los escritos, ya por la forma, la factura o hechura de los mismos”.

Ofrecen la empresa creativa y creadora a la mujer (a un cierto tipo o clase de mujer, “…con aficiones a la música, al teatro, a los viajes, al Suchard, a tocar el piano, y a la comunicación telefónica…”), y a ella dedicarán una buena parte de sus trabajos, compuestos por cierto con una muy ornada y cuidada estética y con maneras y artificios que se nos antojan modernistas, y así siembran sus ocho páginas abundantes semblanzas e interviuses a damas y señoritas de las familias más lustrosas y floridas del lugar, y festivas y devotas composiciones en prosa y verso que glosan las galanuras y virtudes de los agraciados jóvenes de uno y otro sexo y con posibles, mezcladas con relatos y creaciones literarias y con algunas (más bien pocas) breves noticias (frívolas y de sociedad, sobre todo) de lo que sucede en la ciudad, acompañadas a veces por ligeras y bienhumoradas críticas (rimadas en ocasiones) ante actuaciones municipales y otros acontecimientos. Las últimas son ahora el principal objeto de nuestro interés.

Quien firma Nispero va entrevistando en sucesivos números a todo un amplio ramillete de mujeres bañezanas: Milagros Vidal, Elisita Marqués, Adela de Mata, Ernestina Vigal, Conchita Alonso, Antoñita Espeso, Conchita Fernández Núñez, Laura Lombó, Jacinta Fernández López, Tránsito Alonso Llamas, Clarita Espeso, Pilarina Fernández Núñez, y Maruja Lombó.

Cabecera del periódico.

En el número 2, del 10 de julio, se adelanta el “descomunal” programa de las fiestas patronales, y se critica, con fina guasa, el derribo unos meses antes del viejo Teatro, anunciando la irreal inauguración del nuevo el 12 de agosto con la también falsa desmesura de los tres conciertos que en él dará la Banda Municipal de Madrid y la representación por la compañía Guerrero-Mendoza de la comedia El desdén con el desdén. Incluso el título escogido para la obra en la artificial noticia obedece seguramente al deseo de remarcar el descontento de las gentes bañezanas con los regidores que dejaron perecer el antiguo Teatro Municipal sin haber dispuesto otro que lo sustituyera (lo que vino a realizar el privado Teatro Seoanez en 1923), sin el que continúa la ciudad mientras en el consistorio discuten donde asentar otro, y se encuentra aquélla con que, mientras, …no hay coliseo / ni en el sitio viejo / ni en el sitio nuevo…, y por él sigue clamando la pluma de K. Melo en la sección “Con el Acordeón” en el siguiente número, en rima: …y dile a los concejales / que nos hagan un teatro / aunque sea en los arrabales, y en el posterior, del día 24, lo pide Becerril, como necesario recinto para el trato social, la expansión y el lucimiento, y como galantería que la Corporación ha de tener con las lindas señoritas bañezanas que quieren que el nuevo teatro, más coquetón y elegante que el ruinoso panerón en que se había convertido el derribado, se construya para pasar más agradablemente las veladas invernales.

Para las noches de verano, se dirá el 7 de agosto, el alcalde Ildefonso Abastas Prieto (capitán  honorífico de Infantería) ha tenido la idea de celebrar las funciones teatrales en la Plaza Mayor, y así acaba de hacerse sirviendo de camerino la que era inspección de la Guardia de Seguridad, con un aspecto magnífico y semejante al que los caricaturistas describen en sus cuadros de fiestas de villorrios, y con las familias de los barrios acudiendo cargadas de sillas y banquetas; más adelante se celebró alguna sesión de varietés en lo que debieron de ser condiciones parecidas. Se cuenta en aquel número (en un alarde de lo que hoy sería periodismo de investigación) que en La Bañeza se comen anualmente 5.000 burros; que existe un consumo y un matadero clandestino y más de un aprovechado industrial dedicados a tan lucrativa y rigurosamente prohibida industria (solo uno de ellos sacrificó el pasado mes unos 120 pollinos); que todo el mundo lo sabe, y que solo en un barrio se come tan sabroso manjar, que alimenta a muchas familias pobres que con sus miserables peculios no pueden acceder a otras carnes.

En el número (o “servicio”) que sale el mismo día de las fiestas patronales se lamentan de que no se honre ese año a la Patrona ni con unos modestísimos festejos: los cohetes, las bombas, los biplanos, los que no son alegres, se dice, desafortunadamente están de trágica actualidad (se acababa de producir en julio, en la guerra de África, el desastre de Annual), y altos deberes de humanidad y patriotismo imponen silencio; …además, desde unos días antes llueve y hace un frío siberiano, y están vacías las arcas municipales.

Del libro LOS PROLEGÓMENOS DE LA TRAGEDIA (Historia menuda y minuciosa de las gentes de las Tierras Bañezanas -Valduerna, Valdería, Vegas del Tuerto y el Jamuz, La Cabrera, el Páramo y la Ribera del Órbigo- y de otras localidades provinciales -León y Astorga-, de 1808 a 1936), publicado en 2013 en Ediciones del Lobo Sapiens) por José Cabañas González. (Más información en www.jiminiegos36.com)


publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad publicidad


publicidad Tanatorio San Pedro

publicidad Publicidad

publicidad publicidad

publicidad

publicidad

publicidad publicidad


    publicidad Publicidad publicidad


    publicidad publicidad 468x60-cuenta-on-verde publicidad


    |Ibañeza.es | el periódico digital de La Bañeza y comarca | © 2010-2017 | AVISO LEGAL

    Ibañeza.es